Esta manta es super ideal para que abraces a tu bebé y sienta la calidez de tu amor y el abrigo de la naturaleza.

Podés usarla cuando lo hacés upa, y también para taparlo mientras duerme en el moisés o la cuna.

Es una manta super suave y liviana que tejí a mano en merino fino de 19 micrones que hilé en la rueca y luego teñí en agua de lluvia con cascaritas de palta (persea americana) 

La trama que elegí para tejerla la bauticé SWINGING inspirándome en ese balanceo amoroso y suave que solemos hacer al acunar al bebé. Te comparto también un pequeño texto que me gusta mucho y que se suma a esta inspiración ... 

"...Hace milenios, cuando sólo las voces registraban los hechos grandes y pequeños de la vida cotidiana, las mujeres envolvían en una tela a sus hijos recién nacidos. Cómo no ver en este gesto la creación de un espacio intermedio entre el vientre materno y el mundo exterior... Los textiles, creemos, nacieron en gestos como esos, en el ámbito de lo afectivo y como parte de una mirada de mujer: para cubrir, dar calor, mantener vivo. Con el tiempo el tejido será el medio para decirnos, con el color y los diseños, que el mundo puede leerse a través de signos, como si fuera un texto..." (del libro "Teleras, Memorias del monte quichua", de Ruth Corcuera)

Medidas de la manta: es una medida única de 80 cm x 60 cm

Color: 

- Beige suave

Encontrala también en otros colores.

manta Swinging - color beige suave

$9.990
Sin stock
manta Swinging - color beige suave $9.990

Esta manta es super ideal para que abraces a tu bebé y sienta la calidez de tu amor y el abrigo de la naturaleza.

Podés usarla cuando lo hacés upa, y también para taparlo mientras duerme en el moisés o la cuna.

Es una manta super suave y liviana que tejí a mano en merino fino de 19 micrones que hilé en la rueca y luego teñí en agua de lluvia con cascaritas de palta (persea americana) 

La trama que elegí para tejerla la bauticé SWINGING inspirándome en ese balanceo amoroso y suave que solemos hacer al acunar al bebé. Te comparto también un pequeño texto que me gusta mucho y que se suma a esta inspiración ... 

"...Hace milenios, cuando sólo las voces registraban los hechos grandes y pequeños de la vida cotidiana, las mujeres envolvían en una tela a sus hijos recién nacidos. Cómo no ver en este gesto la creación de un espacio intermedio entre el vientre materno y el mundo exterior... Los textiles, creemos, nacieron en gestos como esos, en el ámbito de lo afectivo y como parte de una mirada de mujer: para cubrir, dar calor, mantener vivo. Con el tiempo el tejido será el medio para decirnos, con el color y los diseños, que el mundo puede leerse a través de signos, como si fuera un texto..." (del libro "Teleras, Memorias del monte quichua", de Ruth Corcuera)

Medidas de la manta: es una medida única de 80 cm x 60 cm

Color: 

- Beige suave

Encontrala también en otros colores.